Huesos de un famoso sitio de la edad de piedra se están convirtiendo en gelatina

Hace diez mil años, los cazadores-recolectores de la Edad de Piedra construyeron casas, jugaban y realizaban elaborados rituales chamánicos entre los humedales de North Yorkshire en el Reino Unido.

Cuando en 1948 los arqueólogos descubrieron esta morada mesolítica conocida como Star Carr, encontraron unos tocados bien conservados hechos de cornamenta de venado, así como huesos de animales y herramientas de madera y hueso.

Revisitando el sitio 50 años más tarde, los investigadores descubrieron que la madera fue anegada rápidamente y misteriosamente se estaba rompiendo, y muchos de sus huesos se convirtieron literalmente en gelatina.

 

Estos “Jellybones”, como se refieren a ellos los autores en un artículo publicado hoy en Proceedings of the National Academy of Sciences, sólo han surgido recientemente debido a que el sucio humedal de Star Carr bajo en oxígeno impidió que los tesoros arqueológicos del sitio se descompusiesen.

 

Pero a medida que la tierra fue drenada para fines agrícolas a finales del siglo XX, el nivel del agua subterránea bajó, creando zonas secas y exponiendo los sedimentos sulfurosos al oxígeno, produciendo ácido sulfúrico. El ácido eliminó el calcio de los huesos, dejando fragmentos de colágeno esponjoso (como el que se ve arriba).
Para ver cómo podrían comportarse los materiales en los próximos años, el equipo puso muestras de hueso y madera en cubas con varias composiciones sedimentarias y acidez – cada una correspondiendo a las condiciones ambientales encontradas en diferentes regiones de Star Carr – y las dejaron durante un año.

Estar-carrn las cubas húmedas de alta acidez, el hueso fresco se convirtió en gelatina y la lignina de la madera – una estructura molecular encontrada en las paredes celulares de las plantas – se deterioró. En ambientes más secos, los jellybones se desintegraron completamente.

Todos los signos a
puntan a que los materiales preservados del sitio desaparerán rápidamente si la hidrología de Star Carr no puede cambiarse rápidamente – y eso ya puede ser imposible, ya que simplemente bombear más agua nuevamente al sistema podría no ser suficiente para revertir su acidez.

Dirio científico de referencia: Lessons from Star Carr on the vulnerability of organic archaeological remains to environmental change

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected by WP Anti Spam