¿Por qué giran las polillas alrededor de la luz?

Nadie puede decir que es lo que hay en el cerebro, o rudimento de tal, de la polilla, que la arrastra irresistiblemente hacia la luz; y a nadie se le oculta tampoco que esa propensión, al parecer invencible, no reporta a la polilla bien alguno, por lo menos si se trata de la luz de una bujía. Tal vez la polilla y otros seres que proceden de igual modo, reciban algún beneficio o provecho de acercarse a la luz al salir de la oscuridad; y si conociesemos en todos pormenores la vida de estos insectos, saldríamos de dudas. Pero recientes estudios han demostrado que los animales y plantas pueden ser divididos en dos clases: los que naturalmente tienden a pasar de la oscuridad a la luz, y los que, también naturalmente, propenden a pasar de la luz a las tinieblas.

insectos-atraccion-luz

A estos dos grupos háseles asignado nombres técnicos, que quieren decir, en suma, que los mencionados seres buscan el sol o huyen de él. Varias plantas, y diferentes partes de una misma planta, se comportan de un modo semejante, y si observamos de qué modo proceden los niños cuando se le presenta una luz brillante, veremos que hacen exactamente lo mismo que la polilla. Obsérvese también que ciertos seres sienten inclinación a aproximarse o alejarse a otras cosas que no son la luz misma, tales como el calor, el magnetismo, la electricidad y a cualquier clase de producto químico o sustancias olorosas. Algunos hombres hacen como las polillas: caminan siempre por la calle por la acera del sol; y otros hacen lo contrario, imitando a los insectos, que viven en la oscuridad generalmente, y la buscan cuando se hallan en la luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected by WP Anti Spam