¿Como se explica que haya huesos en el interior de la fruta?

Flor frutaEsta pregunta, y otras muchas semejantes, se contesta por sí misma con sólo observar lo que ocurre en la naturaleza. Así, vemos que lo que llamamos fruta, como una cereza, ciruela, es la última fase de la larga serie de cambios porque pasan la flor del cerezo o el ciruelo después que han sido fecundadas estas flores (lo que equivale a decir que han sido capacitadas para producir fruto) comienzan a transformarse. Cuando las vemos marchitarse, se nos figura que perecen; pero si se les cae en sus hermosos pétalos, no es porque las flores hayan sufrido daño alguno, sino porque aquellos dejan ya de serle necesarios.

No tarda en formas una especie de botón duro, de piel o cutícula resistente, que es la verdadera fruta. En esta fase apenas contienen más ciruelas-portalfruticolaque el hueso y la piel que lo cubre. Pero existe entre ambos una capa de pequeñas células muy activas; y estas engendran la carne de la fruta, que es lo que a nuestros ojos la avalora. También algunas aves gustan mucho de comer fruta; y, cuando escapan con ella, puede ocurrir que las pepitas o huesos caigan sobre un terreno a propósito, y comiencen a crecer o germinar, que la palabra técnica. El interior del hueso, contiene la semilla viva de la planta, empieza a desenvolverse y atraviesa la cáscara comenzando a formarse esta suerte un nuevo árbol. Tal es el fin para que fueron creadas las flores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected by WP Anti Spam