¿Por qué caminan algunas personas mientras están dormidas?

025484666_prevstillLa persona que dormida abandona su cama y lleva a cabo actividades simples —casi siempre sin propósito, como actos repetitivos— o comportamientos más complejos como: caminar por la habitación, abrir y cerrar puertas, encender o apagar la radio, vestirse, abrir y cerrar el refrigerador o algún gabinete buscando alimentos o bebidas. Puede también abandonar su habitación y caminar por el vecindario e incluso hasta conducir un automóvil, regresar voluntariamente a su hogar, acostarse nuevamente en su cama, continuar durmiendo y luego, al despertar, no recordar nada de lo ocurrido.
Dos son parte de nuestra mente que dirigen nuestros movimientos y acciones. La una, son sodas aquellas cosas que hacemos con plena conciencia de lo que estamos haciendo, y la otra de las que efectuamos sin darnos la menor cuenta de ellos si nos fijamos en ello, notaremos que practicamos una función de actos en los que nuestra voluntad no interviene para nada.

img_como_tratar_a_un_sonambulo_32149_origPor ejemplo, no se nos ocurre pensar en respirar, y, sin embargo, lo hacemos constantemente; ni en mover nuestro corazón, y, no obstante, no se para mientras dura nuestra vida. Además hay algunas cosas que aprendemos a ser tan a la perfección, que las ejecutamos después de una manera automática. El andar, verbigracia, es una de ellas: cuando éramos pequeñitos no sabíamos andar; aprendimos después, gradualmente, hasta acostumbrarnos de tal suerte, que nos movemos un lado para otro sin que nuestra razón intervenga apenas en ello. Los actos de esta naturaleza sólo que algunas personas pueden efectuar durante el sueño, porque la mente está tan acostumbrada al ejecutarlos que no necesita de nuestra intervención consciente para ponerlos en práctica.

Así, pues, si algunas personas caminan durante el sueño es porque una parte de su mente se halla despierta, mientras la otra permanece dormida. Lo más curioso del caso es que, precisamente por estar dormido el sujeto y no tener conciencia de sus actos, puede caminar por sitios en extremo peligrosos, de donde la tensión nerviosa haría recaer probablemente si estuviese despierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected by WP Anti Spam