Time lapse muestra cómo ensamblan un portaaviones

El USS Gerald R. Ford (CVN-78) será un portaaviones de la clase Gerald R. Ford, perteneciente a la Armada de los Estados Unidos. Da nombre a su clase, compuesta en principio por 3 portaaviones, el propio USS Gerald R. Ford (CVN-78), el USS John F. Kennedy (CVN-79)4 y el USS Enterprise (CVN-80).5 6 Recibe su nombre en honor al 38 Presidente de los Estados Unidos, Gerald R. Ford.

Fue puesto en grada el 13 de noviembre de 2009 en los astilleros Northrop Grumman Shipbuilding en una ceremonia en la que estuvo presente Susan Ford Bales, hija de Gerald R. Ford1 y botado el 9 de noviembre de 20132

Se encargó su construcción para reemplazar al USS Enterprise (CVN-65), aunque este último, fue dado de baja cuando el USS Gerald R. Ford. aún no se había botado.

 

El 10 de septiembre de 2008, la Marina de los EE.UU. firmó un contrato de 5,1 mil millones de dólares con Northrop Grumman Shipbuilding, división constructora marítima de Northrop Grumman, en Newport News, Virginia, para diseñar y construir el nuevo portaaviones nuclear, que será el reemplazo programado del portaaviones USS Enterprise (CVN-65).

La compañía está construyéndolo en los astilleros Northrop Grumman Newport News, en Hampton Roads, Virginia, y emplea a 19 000 trabajadores.7

El portaaviones nuclear Gerald R. Ford es de nuevo diseño, podrá transportar los nuevos aviones navales Lockheed Martin F-35 Lightning II, lleva el nombre del expresidente Gerald Ford que sirvió en la marina durante la segunda guerra mundial y falleció a los 93 años en el 2006.

El nuevo portaaviones Gerald R. Ford está destinado a ser el primero de una clase de portaaviones que ofrecen mejoras de rendimiento significativas sobre los anteriores portaaviones de la clase Nimitz y se estima que entre en operaciones en el 2016.

El Gerald R. Ford está equipado con una nueva torre de control de menor tamaño para evitar las turbulencias sobre la pista de apontaje (aterrizaje), un nuevo radar planoRadar AESA de Red en fase, la isla es más corta en longitud y 20 pies ( 6,1 m ), y más alto que el de la clase Nimitz, y se establece 140 pies ( 43 m ) más hacia popa y 3 pies ( 0,91 m ) más cerca del borde de la nave, y tiene un nuevo diseño aerodinámico para aumentar la velocidad de la nave.

En el futuro será equipado con las nuevas catapultas electromagnéticas ( EMALS ) para lanzar aviones, eliminando la necesidad de almacenar agua y calentarla para el vapor de las catapultas. El portaaviones Ford puede lograr un 25% más aviones lanzados por día, que el anterior portaaviones Nimitz y requiere 25% menos de los miembros de la tripulación. La Marina de EE.UU. estima que ahorrará $4 mil millones de dólares en los costos de operación de la nave, durante un periodo de vida de 50 años.

Los nuevos portaaviones Clase Ford transportarán aviones no tripulados Northrop Grumman X-47B, más helicópteros que otros portaaviones y aviones de combate conjuntos, y desplegará armas láser para su defensa, que son más pequeñas y eficientes que lanzaderas de misiles y cañones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected by WP Anti Spam