Tuatara: un “dinosaurio” vivo

¿A qué me refiero con “un “dinosaurio”(que conste que, obviamente, no lo es) vivito y coleando”? Pues bien, este animal es el reptil diápsido(*) vivo más antiguo. A pesar de parecer una iguana, no está emparentado con ella, pues sus parientes más próximos, evolutivamente hablando, vivieron hace ya aproximadamente 200 millones de años, siendo la única especie (en realidad existen 2 especies vivas de este género) del géneroSphenodon, y del orden Sphenodontia.

lunching

Es endémico de islas de Nueva Zelanda, mide unos 70 centímetros y se alimenta principalmente de insectos, otros lagartos, y polluelos y huevos de algunas aves. Son reptiles solitarios y nocturnos, salen de noche a cazar mientras que por el día duermen.

Algunas curiosidades de este animal y que lo diferencia de casi todos los demás reptiles son:
· A diferencia de los demás reptiles, el tuatara carece de órgano copulador.
· Soportan temperaturas de 5ºC durante la hibernación, pero no aguantan altas temperaturas como la mayoría de lagartos, tortugas o serpientes. Temperaturas mayores de 25 ºC suponen la muerte del animal.
· A diferencia de otros saurios, viven una gran cantidad de años. No solo con eso, un tuatara criado en cautividad al que llamaron Henry fue capaz de tener descendencia (11 pequeños tuataras) nada menos que con 111 años.

Como siempre, tenemos el problema de su extinción. Con la llegada de los humanos, casi acabamos con toda la especie, debido a la destrucción de su hábitat, y la introducción de mamíferos, como ratas, en su ecosistema. Además está el problema de su reproducción. Alcanzan la madurez sexual bastante tarde, a los 10 años más o menos, y las hembras entran en celo una vez cada cuatro años, y esto se quiera o no supone un problema a la hora de expandir la especie. Además, como con la mayoría de reptiles, el cambio climático puede provocar la extinción total de la especie, ya que los huevos pueden ser machos o hembras según qué temperatura tengan. A más de 22-23 grados, las crías siempre serán machos. Lo ideal son 21ºC para que haya un 50% de que salgan machos y un 50% de que salgan hembras(individualmente).

tuatara-hatchling
Otro ejemplo de como los humanos podemos acabar con todo, con una especie que ha aguantado 200 millones de años, en unos pocos cientos nosotros nos los hemos cargado prácticamente. Solo podemos esperar que no se extinga este maravilloso fósil viviente, ¡viejo compañero de los dinosaurios!

(*)Los diápsidos son una subclase de reptiles que se caracterizan por presentar, originariamente, dos fosas temporales o fenestras a cada lado del cráneo tras la órbita ocular.

Fuente: Un Paseo por la Zoologia