Cohete casero de vinagre y bicarbonato de sodio

Ya podemos ir a la luna, con el poder explosivo del bicarbonato de sodio y el vinagre, puedes hacer despegar tu propio cohete. Para hacer uno no se requiere mucho, pero puedes hacerlo más emocionante si lo haces y lo lanzas con combustible. Será divertido y emocionante, y podrás impresionar a tus amigos con tu ¡llamarada pirotécnica!

En el experimento que vamos a realizar a continuación elaboraremos un cohete para comprobar el principio de acción-reacción.

Material
– Bicarbonato
– Vinagre
– Agua
– Botella de plástico
– Tapón
– Cinta aislante
– Tabla
Procedimiento
Buscamos un tapón de corcho o goma que se ajuste a la boca de la botella, podemos envolverlo con cinta adhesiva para que se ajuste mejor.
Atornillamos el tapón a una tabla de madera.
Introducimos 0,5l de agua,vinagre.
Enrollamos bicarbonato en papel de cocina y lo introducimos dentro de la botella.
Tapamos la botella con el tapón-tabla.
Damos la vuelta a la botella que se mantendrá erguida gracias a la tabla
Nos alejamos.

Como hemos visto los cohetes funcionan gracias a la tercera ley de Newton, principio de acción y reacción, que dice que a cada acción le corresponde una reacción igual y contraria. En el caso del cohete la combustión  de los gases provoca una expulsión hacia atrás y un empuje que propulsa el resto del sistema hacia delante.

La combustión de esos gases se produce al mezclar el combustible con oxígeno.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected by WP Anti Spam