Intentando generar una contaminación

El humo del papel quemado se eleva en el aire caliente. Cuando llega al aire enfriado por el hielo, desciende hacia el centro, donde se mezcla con el agua en el aire y forma una nube de contaminación. Cuando el tiempo es muy húmedo y cálido, esto es lo que ocurre sobre las ciudades que producen mucho humo. Una densa capa de contaminación flota sobre Nueva York en EE UU, dificultando la visibilidad de los edificios. Los combustibles que quemamos para producir electricidad liberan gases dañinos que contaminan el aire. Con frecuencia estos gases flotan por encima de las ciudades, creando una nube de contaminación (Aire sucio). Algunos gases se mezclan con agua en el aire y forman ácidos. Cuando llueve, el ácido de la lluvia daña los bosques y los lagos. El combustible quemado libera también el gas dióxido de carbono. Esto se denomina “gas invernadero” ya que atrapa el calor solar en la atmósfera, igual que el cristal atrapa el calor en un invernadero. Este calor hace que la atmósfera se caliente, lo que puede provocar cambios climáticos.

7 comentarios sobre “Intentando generar una contaminación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Protected by WP Anti Spam